CODO CON CODO O A CODAZOS

Sin categoría

cooperar1

Hace millones de años, la humanidad vivía en un mundo de escasez donde para ganar uno, el otro debía perder. Si cazaba yo el animal, no lo cazabas tú, y viceversa. Se vivía en la lucha y el estrés. En el cuerpo reinaba la testosterona, hormona de la agresividad e impulsividad, la que nos lleva a conseguir las cosas a codazos.

Y este paradigma ha venido acompañándonos hasta nuestros días.

Entonces, ¿dónde se produce el cambio? Según la neurociencia (y comparto su opinión), el cambio se produce cuando somos capaces de darnos cuenta de que estamos en la era de la abundancia y de que si visualizamos nuestro entorno así, podremos hacer que lo que fluya por nuestro cuerpo sea la oxitocina, hormona que se libera con el contacto físico y social, es decir cuando en lugar de competir, cooperamos.

Sería como utilizar la preposición con en lugar de utilizar contra.

Beneficios de cooperar:

  • Permite compartir, nadie pierde, todos podemos ganar.
  • Fortalece la autoconfianza.
  • Disminuye el estrés.
  • Promueve la generosidad (la de dar y la de recibir).
  • Crea vínculos y aumenta la empatía.
  • Permite crear sinergias y hacer que uno más uno sea mayor que dos.
  • Da sentido de pertenencia y sensación de respaldo.

Este cambio, siendo bonito, no está libre de esfuerzo. El esfuerzo de hacer, pensar y sentir las cosas de forma diferente.

¿Te apuntas al reto de cooperar codo con codo? ¿Estás dispuesto a hacerlo aunque suponga un esfuerzo?

Si cada uno de nosotros pone su pequeño empeño en construir este nuevo paradigma, estoy segura de que lo lograremos. Y de que esto será como tirar una piedra al río y ver como las ondas se expanden cada vez más.

Anuncios

SIN el traje de superhéroes, coaching para padres (im)perfectos

Sin categoría

¿Cómo sería si los padres nos quitáramos la capa de superhéroes con nuestros hijos?

Preguntas parecidas a ésta sobrevolaban la Sala Creatividad de nuestro despacho al inicio del taller de coaching que impartimos el lunes.

Poco a poco, empezamos dando pasos aún como superhéroes dándonos cuenta de la dimensión de soledad que puede envolver a estos personajes que imaginamos en cómic y que a menudo se nos aparecen en el espejo.

Fuimos entendiendo que la capa, la máscara, el antifaz…pesan, y que no nos permiten ponernos al lado de nuestros hijos para verles, escucharles y darles la mano.

Cuando para ponernos en la piel de “esos locos bajitos” nos damos cuenta que los atuendos de Spiderman o de Superwoman sobran, las emociones cambian y podemos equivocarnos para que ellos también se sientan seguros cuando les pase.

Coaching padres 1

Así, dejamos de ir delante de ellos para poder estar a su lado. Para que cuando nos miren, vean a su superpadre o a su supermadre sin trampa ni cartón, sólo con ganas de regar el roblecito que tenemos en casa para que crezca fuerte y desarrolle todas sus capacidades y talentos (que ya los tiene).

Este camino anduvimos en el taller, unos primeros pasos para darnos cuenta del potencial de nuestros hijos, de cómo escucharles, de cómo hablarles, de cómo sentirles y de cómo andar con ellos de la mano para que hagan su propio camino.

Todo esto fue posible gracias a la generosidad de los padres/madres asistentes y a la dedicación a sus hijos, que plantó la primera semilla para los demás padres que quieran recorrer con DIFFERENT el camino de quitarse la capa y demás atuendos.